Cómo tener una casa más segura

La mejor manera de evitar ponernos en riesgo es prevenir. La seguridad se ha convertido en una necesidad para la sociedad actual, la idea es que poco a poco cada uno de nosotros seamos conscientes de la parte que nos corresponde hacer. En este punto se nos haría fácil decir, por ejemplo, que evites caminar en un callejón oscuro en la madrugada, aquí el asunto es que no es tan sencillo, recordemos que lamentablemente la inseguridad no sólo está en la calle, es por ello que en esta ocasión queremos compartirles información que servirá para que tú y tu familia eviten estar en riesgo.

Lo primero que debes de tener en cuenta, es que las casas que son blanco para los ladrones son aquellas de fácil acceso, en dónde pueden tomar tus pertenencias rápidamente.

He aquí algunas sugerencias que enumeramos para que sean más fáciles de recordar:

  1.  Trata de siempre estar alerta y ve un paso adelante. Intenta conocer a tus vecinos, platiquen entre ustedes y revisen cuál es el problema más común o si están observando algo extraño. En caso de que no cuenten con vigilancia, proponlo.
  2. Revisa si tus puertas, ventanas y cerraduras son seguras, coloca rejas y trata de tener visibilidad
  3. desde tu puerta al exterior. Cuando pongas rejas, revisa que no sirvan como escalera para dar acceso a la azotea u otras áreas de la casa.
  4. Si tienes la posibilidad, instala un sistema de vigilancia, que estén contentadas a una compañía de seguridad.
  5. Coloca fuera de la casa un sistema de alumbrado que incluya luz que se encienda con el movimiento. Puedes utilizar también luces automáticas para el interior y así evitar que la casa parezca sola cuando no te encuentres.
  6. No dejes tus llaves a cualquier persona, si se pierden o llegas a una nueva casa que anteriormente se estaba rentando, cambia las cerraduras. De igual forma no dejes llaves debajo del tapete o escondidas en lugares habituales y obvios.
  7. Ten siempre a la mano un teléfono y los números de emergencia.
  8. Mantén tus puertas cerradas con llave. Podría sonar lógico, pero la mayoría de los robos se da cuando los inquilinos han dejado alguna puerta o ventana abierta.
  9. No dejes que gente extraña entre a tu hogar, ya que muchas veces son anzuelos para tener acceso y salirse con la suya.
  10. Muchas veces la gente que está dentro de tu casa puede ser la que voluntaria o involuntariamente te ponga en riesgo. Así que tan pronto contrates a alguien para servicio  doméstico, toma una fotografía (esto sirve como elemento disuasivo y en caso necesario resuelve el problema de la descripción).  Obtén todos sus datos como domicilio, amistades, familia, etc. También explica tus reglas de qué es lo que se tiene que hacer cuando no estés en casa.Así que presta atención en los detalles, ya que la final son los que te protegerán, recuerda que prevenir es la mejor manera de evitar ponernos en peligro. Aún tenemos más información sobre este tema, pronto te la compartiremos.¡Gracias por leernos, esperamos te sea de utilidad!

Leave a comment