Empresa Socialmente Responsable

Una Empresa Socialmente Responsable está basada en propósitos y objetivos, haciendo énfasis en su visión y su compromiso social en principios y acciones que benefician a su negocio e impactando positivamente sus operaciones.
Decretando, también, a partir de estos principios, compromisos para minimizar los impactos negativos de sus actividades, fundados en una abierta y constante comunicación con sus grupos de interés.

Autoestima, trabajo, motivación

Anteriormente se creía que mientras más ganaban los colaboradores más conformes estaban, más producían y trabajaban mejor. Posteriormente se percataron que los trabajadores más leales eran aquellos a los que se les daban las condiciones y los recursos necesarios para hacer su labor de manera idónea.

Responsabilidad Social

La sociedad está en constante evolución, nuevas necesidades, novedosas estructuras de pensamiento, nuevas formas vida, etc. La adaptación al entorno es indispensable para la supervivencia. Así como los avances tecnológicos se han ido fusionando con nuestro día a día y hemos tenido que adaptarlos hasta convertirlos en una necesidad, también las empresas han tenido que evolucionar a la par, debido a los cambios climáticos, a las necesidades de la sociedad moderna, así como también a las mismas necesidades de la empresa y sus colaboradores.

Autoconocimiento, Éxito, Empresa

Probablemente dirás que sí, la realidad es que la velocidad con la que vivimos no nos permite darnos el tiempo para conocernos e identificar aspectos tan simples como nuestros gustos o sueños. La presión social sin duda influye en demasía, no sólo en la percepción que tenemos de nosotros mismos, sino también en la selección y en las decisiones que tomamos en el transcurso de nuestra vida; por ejemplo, existe presión desde que tienes que elegir carrera para la universidad; posteriormente para encontrar trabajo, muchas veces no en lo que te gusta, pero sí en lo que la gente espera que trabajes por la carrera que seleccionaste.

Afrontar los miedos

No tenemos otra misión en esta vida que disfrutar cada instante. De qué nos sirve estar vivos si no gozamos de lo que hacemos, si no disfrutamos cada momento, el ver el amanecer cada mañana, el simple olor del café, la lluvia y la sonrisa de un ser querido deberían ser suficientes motivos  para ser felices. Sin embargo no lo vemos así… la mayoría de las personas pasamos más tiempo preocupados por alguna situación que estamos viviendo o peor aún por algo que aún no sucede pero que por alguna razón u otra nos angustia ya sea porque suceda o porque no suceda, ¿qué ilógico no?

Seguridad

En México no contamos con la cultura de la prevención, sobre todo en temas de seguridad, ya que generalmente vemos como un gasto o pérdida de tiempo invertir en algo que no nos está aquejando en ese momento; siendo que podría evitarnos pérdidas innecesarias y grandes dolores de cabeza en un futuro. A pesar de ello se ha ido avanzando poco a poco, y cada vez más, tanto las personas como las empresas comienzan a incluir en sus vidas sistemas de prevención.

Comunicación, empresas, organizaciones, asertividad

¿Por qué nos cuesta tanto trabajo comunicarnos? A pesar de que las personas tenemos diversos medios para  expresar lo que pensamos y sentimos, ya sea de manera oral, escrita o por medio de nuestros gestos o movimientos corporales, en algunas situaciones se nos dificulta decir lo que en realidad queremos decir o no somos claros con lo que estamos expresando. Es ahí donde  comienza el problema de la comunicación.

Liderazgo

El liderazgo es una cualidad que algunos poseen de manera natural,  es decir,  ya traen  ese distintivo en su personalidad para motivar e impulsar a la gente sin necesidad de esforzarse; éstos son los llamados líderes natos, que dejan huella y son un ejemplo a seguir no sólo en su hogar, sino también en su lugar de trabajo o en cualquier ámbito en el que se desenvuelva.